La Orden del Santo Sepulcro y el Hogar Niño Dios de Belén

 

¿Sabías que la Orden del Santo Sepulcro ayuda de forma activa a las religiosas que llevan el Hogar Niño Dios en Belén, y salvan a los pequeños discapacitados abandonados?

En Belén, 2000 años después de que Herodes ordenara matar a los Santos Inocentes, estas religiosas del Instituto del Verbo Encarnado se encargan de proteger a otros pequeños inocentes e indefensos, considerados en muchas ocasiones los últimos de los últimos.

Estos niños y jóvenes discapacitados, físicos y mentales, viven una nueva vida en el Hogar Niño Dios, situado a 300 metros de la iglesia de la Natividad, donde nació Cristo. La Autoridad Nacional Palestina, de la que depende la ciudad de Belén, debido a la falta de recursos económicos, retira la asistencia a los pequeños con discapacidad mental o física una vez que cumplen los cinco años.

La Orden del Santo Sepulcro de Jerusalén se ha involucrado en la ayuda a estas religiosas, recaudando fondos para su labor. En el verano de 2019, un grupo de voluntarios de la Lugartenencia de España Occidental, compartió en primera persona la historia de resistencia y amor de estas religiosas.

Compártalo en redes sociales
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email