Una reflexión mariana del Cardenal Gran Maestre

Mayo es el mes dedicado a María. La Congregación de Ritos le reconoció en 1933 el título de «Reina de Palestina», que se hizo particularmente querido por la Orden Ecuestre del Santo Sepulcro de Jerusalén; con ese acto se acogía el deseo del Patriarca latino Luigi Barlassina, que en 1920, es decir, hace cien años, la invocó por primera vez con ese título, y en 1927 hizo construir un santuario en Deir Rafat.

Queremos dirigirnos a Ella, como Madre y Patrona, con nuestra oración y en particular rezando el rosario; y pretendemos hacerlo con profundo afecto filial.

Puede leer la reflexión completa aquí.

Compártalo en redes sociales
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email